¿Qué es la hipersalivación o sialorrea?

Índice

Los casos de exceso de saliva son muy comunes. Estos casos se denominan como sialorrea o hipersalivación. Esto también se conoce como exceso de saliva.

El exceso de saliva es un diagnóstico causado por la incapacidad de la boca para retener la saliva, que se transmite al tubo digestivo. Esta patología está causada por un cambio en el procesamiento de la baba y no por la secreción profusa de la misma.

La patología del babeo excesivo es frecuente en los lactantes plenamente desarrollados, especialmente entre los 15 y los 36 meses, cuando se consolida el continuo salival.

A partir de los 4 años, empieza a considerarse anormal y, en algunos casos, se convierte en crónica. En los adultos, puede ser un síntoma de diversas enfermedades. Desde las enfermedades neurológicas más graves hasta la esclerosis lateral amiotrófica, pasando por la enfermedad de Parkinson e incluso fenómenos relacionados con el uso de fármacos que provocan este tipo de hipersecreción salival.

Cómo reconocer que sufres de salivación excesiva

Las principales glándulas que segregan saliva (parótidas, linguales y sublinguales) segregan sustancias que desempeñan un papel importante en la lubricación, la digestión, la inmunidad y la homeostasis del cuerpo humano y están controladas por las divisiones simpática y parasimpática del sistema nervioso autónomo.

Así, la pérdida de saliva se produce cuando la cantidad de saliva secretada es anormalmente alta o cuando el mecanismo de eliminación de la saliva de la cavidad oral funciona mal.

En los bebés, la formación de los primeros dientes es una causa común de secreción excesiva de saliva, pero no son los únicos casos en los que se produce esta patología.

El diagnóstico de la hipersecreción de saliva viene determinado por los siguientes síntomas:

  • Babeando constantemente. Cantidad incontrolable de saliva.
  • Descamación de los labios.
  • Fatiga muscular por el acto forzado de tragar el exceso de saliva.
  • Dermatitis en la zona de la barbilla.
  • Cambio en el sentido del gusto

Posibles causas de la producción excesiva de saliva

Todo tipo de problema tiene una causa y puede producir un resultado, pero en el caso de la enfermedad de las glándulas salivales está muy claro y se explica a continuación.

Pero, ¿cuáles son las causas de la hipersecreción salival?

La causa más común es la presencia de candidiasis o úlceras orales, aunque también pueden serlo las infecciones orales, la mala praxis dental, la amigdalitis, los problemas estomacales e incluso las deficiencias vitamínicas o las enfermedades del páncreas o del hígado.

Sin embargo, hay que tener en cuenta que

  • Excesiva secreción de saliva. Esto se asocia a una excesiva secreción de saliva y puede tratarse con medicamentos, por supuesto, con la aprobación del especialista que trata el diagnóstico.
  • Dificultad para tragar la saliva segregada. Se manifiesta en las enfermedades del sistema nervioso (ELA, parálisis cerebral, enfermedad de Parkinson, accidente cerebrovascular o traumatismo cerebral, etc.). En estos casos, la producción de saliva es correcta, pero existe un problema muy plausible de incapacidad para gestionar y tragar la saliva segregada.

Si descubres una patología tan desagradable y restrictiva, es importante que consultes a un especialista para que aborde tu problema y tus necesidades.

Tratamiento de sialorrea

En mayor o menor medida, la aplicación de un tratamiento para la hipersalivación puede aliviar o eliminar esta patología, pero en algunos casos puede volverse crónica.

  • Terapia farmacológica.
  • Terapia de lenguaje específica.
  • La cirugía.

Si se observa un exceso de saliva, consulte a un dentista.

El embarazo, los efectos secundarios de algunos medicamentos, la ansiedad, la indigestión y los problemas orales ya comentados son las causas más comunes en los adultos.

Dado que el babeo constante puede afectar al habla y a la deglución, provocar deshidratación, mal aliento, riesgos respiratorios por aspiración de saliva e incluso problemas estéticos y psicológicos, es importante proporcionar un tratamiento adecuado y centrarse en la causa.

Si experimenta alguno de los trastornos anteriores, debe acudir a un especialista en higiene bucal, como una clínica dental en Tortosa, o a un médico especialista para que diagnostique el tipo de trastorno por exceso de saliva. Se encargará de encontrar la mejor manera de tratar la causa de la salivación excesiva.

En muchos casos, unas buenas pautas de higiene bucal pueden ayudar a mejorar el estado de las personas afectadas por la hipersecreción salival. En particular, el cepillado de los dientes y el uso de algunos enjuagues bucales que ayudan a secar las membranas mucosas de la boca pueden ser útiles.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

También te puede interesar...

Recibe las últimas novedades

Aprende a cuidar de tu salud bucal

Suscríbete a nuestra newsletter semanal

Déjanos tu teléfono y consigue tu 1ª cita gratis

*Te contactaremos en un plazo máximo de 12 horas*

Pedir mi cita gratis
1
Reservar cita
Clínica Dental Ebreclínic
Hola 😃
¿En qué podríamos ayudarte?