¿Qué es un irrigador dental?

Índice

Seguro que has oído hablar de los irrigadores dentales, pero probablemente tengas muchas dudas sobre cómo utilizarlos. ¿Qué es un irrigador dental y para qué sirve? Aquí encontrará todas las respuestas que necesitas.

¿Qué es un irrigador dental? Un irrigador dental es un dispositivo que utiliza chorros a presión para aplicar agua y productos químicos para limpiar a fondo los dientes y las encías.

Hoy en día existen muchos tipos de irrigadores dentales en el mercado, que permiten limpiar los dientes en profundidad en casa.

Los irrigadores dentales son muy útiles porque llegan a las partes profundas de los dientes y las encías que el cepillado no puede alcanzar. Gracias a los irrigadores dentales, puedes limpiar los espacios entre los dientes, donde suelen pasar desapercibidas grandes cantidades de bacterias que se acumulan y acaban provocando la inflamación de las encías.

Aunque el irrigador dental no sustituye al cepillo ni a la seda dental, puede complementar la limpieza bucal llegando a zonas de la boca de difícil acceso, como debajo de puentes e implantes.

¿Para qué sirve un irrigador dental?

Esta es una de esas preguntas que te puedes hacer, ¿para qué sirve un irrigador dental? El uso regular de un irrigador dental puede proporcionar varios beneficios, incluyendo:

  • Elimina más bacterias y placa.
  • Ayuda a prevenir las caries.
  • Estimula las encías para hacerlas más sanas y reducir el riesgo de gingivitis.
  • Elimina o reduce el mal aliento.
  • Permite la limpieza de la cavidad oral que es difícil de alcanzar con un cepillo de dientes o hilo dental.
  • Facilita la limpieza de los dientes y de los espacios interdentales de las personas con implantes, coronas, puentes y aparatos de ortodoncia.
  • Mejora notablemente la higiene bucal y dental.

Cómo utilizar el irrigador dental

El uso del irrigador dental es muy sencillo. Al utilizarlo por primera vez, hay que empezar con una presión baja para controlar la fuerza del aparato y evitar dañar las encías y tener problemas gingivales. Una vez que hayas dominado su uso, puedes aumentar gradualmente la presión. El chorro de agua debe dirigirse desde las encías hasta la corona del diente para eliminar la mayor cantidad de placa posible. A continuación, puedes aplicar el chorro de agua a las bolsas de las encías para eliminar los restos que haya en su interior. Algunos irrigadores dentales incluyen un modo de limpieza y un modo de masaje entre sus características.

Irrigadores dentales, a quién se le debe recomendar su uso y a quién no.

Además de la cuestión de para qué sirve un irrigador dental, también hay que saber quién puede utilizarlo y quién no. Cualquier persona sana puede utilizar un irrigador dental, y con un uso regular puede mejorar significativamente la salud de sus dientes y encías. 

No es aconsejable utilizar un irrigador dental sólo en casos muy concretos. Está especialmente desaconsejado para las personas que tienen dolor en la boca. Es aconsejable no utilizar un irrigador dental hasta que la patología haya sanado. Cuando utilice el irrigador, hazlo con mucho cuidado y aplica la presión gradualmente.

Nuestros profesionales en Clínica Dental Ebreclínic – dentista Tortosa cuentan con técnicas avanzadas de odontología conservadora para diagnosticarte.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

También te puede interesar...

Recibe las últimas novedades

Aprende a cuidar de tu salud bucal

Suscríbete a nuestra newsletter semanal

Déjanos tu teléfono y consigue tu 1ª cita gratis

*Te contactaremos en un plazo máximo de 12 horas*

Pedir mi cita gratis
1
Reservar cita
Clínica Dental Ebreclínic
Hola 😃
¿En qué podríamos ayudarte?